La delegación mexicana que compite en Barranquilla 2018 dio nuevamente una lluvia de preseas doradas, esta vez gracias al Ciclismo en donde los deportistas mexicanos se alzaron en varias pruebas para darle más preseas doradas a México. Un total de cuatro medallas de oro y un bronce cayeron en las manos mexicanas en el tercer día de competencias.
El primero en coronarse fue el de Guanajuato, Ignacio Prado Juárez, quien se colgó la medalla de oro en Persecución con una grandiosa actuación que le permitió imponer un nuevo récord centroamericano en la pista. Con un tiempo de cuatro minutos 22 segundos y 256 milésimas, rompió el récord que había desde el 2010, esta es la segunda medalla de oro para Prado en estos juegos. Más tarde, Ignacio Sarabia se coronó en la carrera por puntos al juntar 84 unidades para adjudicarse como el mejor de toda la competencia y con una gran ventaja.
En la actividad femenil también cayeron medallas, primero gracias al 1-3 que hicieron las mexicanas Jéssica Salazar y Yuli Verdugo que consiguieron oro y bronce respectivamente en la competencia de Velocidad Femenil para sumar otras dos medallas a la cuenta del ciclismo mexicano. Para finalizar con la cuenta, Yareli Salazar consiguió la última dorada en Ómnium, luego de ganar las cuatro pruebas que integran la competencia: Scratch, Tempo-race, Eliminación y Carrera por puntos. Con estos logros, el ciclismo suma 9 medallas totales, las competencias se alargan hasta el día de mañana y se espera que caigan más preseas.