A la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción llegaron las maestras normalistas de la Normal Rural de Cañada Honda para dar gracias al Creador por su aniversario número cincuenta.
El padre Raúl Sosa Palos fue el encargado de recibirlas en la Casa de Dios, dirigiéndoles un hermoso mensaje de bienvenida, así como en la homilía.
Cincuenta y cuatro maestras forman parte de esta generación, sin embargo, al festejo sólo asistieron treinta y dos de ellas, con el deseo de refrendar lazos de amistad y compañerismo.
Después de la misa de acción de gracias, un conocido hotel ubicado al norte de la ciudad enmarcó el festejo al cual asistieron las normalistas, quienes disfrutaron el prolongando convivio que culminó exitosamente.