Los estudiantes demandan tarifas preferenciales todo el año; por lo pronto seguirán de lunes a viernes, aunque la nueva Ley de Movilidad no establece esa restricción; además, las unidades contarán con GPS, botón de pánico y validadores de pago con tarjeta, y se analiza la posibilidad de instalar cámaras en las unidades y en las paradas de los camiones.
Con base en el Programa de Reestructura Tarifaria, se definirá el número de viajes por persona y por día, lo que habrá de controlarse mediante tarjeta de prepago.
De acuerdo a la nueva Ley, en su Artículo 76, “las personas con discapacidad, estudiantes y adultos mayores gozarán de tarifas preferenciales en el transporte público colectivo urbano y foráneo, equivalente al cincuenta por ciento de la tarifa pública, previa identificación vigente expedida por instituciones que acrediten tal carácter, conforme a los Acuerdos y Decretos que en su caso se publiquen en el Periódico Oficial del Estado”.
Tratándose del transporte público en su modalidad de taxi, los concesionarios prestarán servicios gratuitos a su cargo a favor de adultos mayores y personas con discapacidad, para lo cual deberán suscribir los convenios necesarios en los términos que señalen los lineamientos que emita el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia.
Los concesionarios y permisionarios podrán suscribir acuerdos especiales para garantizar los derechos anteriores.
Asimismo, el gobernador del Estado, mediante lineamientos de carácter general, podrá autorizar descuentos adicionales de hasta el 100% en la tarifa de transporte público urbano y colectivo foráneo.
Finalmente, las personas con movilidad limitada que se desplacen acompañados de perros de asistencia, tendrán acceso con estos a todos los servicios de transporte de personas.

¡Participa con tu opinión!