TORONTO.-Un cúmulo de aprendizaje profesional, más que personal, le dejó a Elisabeth Moss actuar en el controvertido y aclamado The Square, postulado en los Premios de la Academia como Mejor Película en Lengua Extranjera.
Conocida como Peggy Olson, por su trabajo en Mad Men, y ganadora del Emmy como Actriz de Drama por la serie The Handmaid’s Tale, la californiana, de 35 años, hizo todo lo posible por encontrarse con el director Ruben Östlund justo cuando hacía las audiciones, en 2016.
“Tenía muchas dudas e inseguridades al llegar con Ruben, pensé que le daría el papel a alguien mucho mejor que yo porque, quizás, en el mercado europeo yo no era tan familiar para el público, o no me conocía, no sé, pensaba mil cosas.
“Me enfrenté a mis miedos, tomé un tren, viajé para verlo y le pedí una entrevista que se tornó en una conversación de media hora. Unos días después me dijo que tenía el papel por mi manera de haberlo entrevistado a él, sin querer. Al final fue un vasto aprendizaje profesional poder trabajar con él y con el equipo”, indica Moss, en entrevista.
Satisfecha con el resultado del drama, que combina humor negro y sátira y que ganó la Palma de Oro en Cannes, comparte su percepción sobre las vivencias del rodaje, durante el verano y otoño de 2016 en Estocolmo y Berlín.
“Trabajar en Estados Unidos y en Europa es diametralmente distinto, afortunadamente siempre tengo mucho trabajo, y haberme puesto a las órdenes de Ruben fue demandante y enriquecedor. En EU siempre hay una agenda predeterminada, las pólizas de seguros, los agentes…
“En Europa encontré un mundo más calmado, muy a tono con la atmósfera de la película, y aunque existen los mismos lineamientos, si cambiábamos un día o dos del rodaje o hacíamos un picnic, no había problema; eso me gustó”. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!