Cuando le propinaba severa golpiza a su hijastro, justo frente a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, un violento individuo fue detenido por policías estatales.
Quien ya se encuentra a disposición del agente del Ministerio Público del Centro de Justicia para Mujeres de la Fiscalía General del Estado, es un individuo identificado como Martín Alfonso, de 36 años.
Los hechos se registraron el viernes a las 12:35 del día, cuando policías estatales que se encontraban comisionados a la vigilancia en el edificio de la SSPEA, se percataron que en la acera de enfrente, un sujeto estaba golpeando a un joven al que incluso tenía tirado en el suelo.
De inmediato intervinieron los policías estatales para separarlos, enterándose que el agredido era un joven de nombre Julio César, de 18 años, quien presenta un problema psicomotriz y presentaba golpes en el rostro y sangrado en la boca.
Tanto Martín Alfonso como Julio César fueron ingresados a las instalaciones de la Policía Estatal, donde se estableció que el primero de los mencionados era el padrastro del agredido.
Mientras un oficial paramédico brindaba atención al joven, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, procedió a interrogar a Martín Alfonso sobre el motivo de la agresión, aunque dicho sujeto lo negó en todo momento y alegaba que lo único que hacía era sujetarlo porque estaba muy enojado y debido a su problema psicomotriz podría causarse algún daño.
Sin embargo, ante la versión de Julio César quien señaló que constantemente era golpeado por su padrastro, se procedió a trasladar a éste ante el agente del Ministerio Público para que se realicen las investigaciones correspondientes.