Ramón Estrada
Agencia Reforma

ZAPOPAN, Jalisco.- La malaria del Guadalajara en la Liga parecía llegar también a la Copa, hasta que llegó un golazo de José Juan Macías para salvar la noche.
Así, el Rebaño debutó ayer en el torneo copero con una victoria de 3-2 sobre el Morelia, cuando parecía que los michoacanos provocarían una nueva decepción.
El chiverío alternativo que presentó José Saturnino Cardozo estuvo 2-0 arriba en el marcador -en una noche pasada por lluvia-, con una destacada actuación de Gael Sandoval, pero vino la reacción de los michoacanos para empatar 2-2.
El empate amenazaba con un tercer gol visitante, hasta que vino el canterano de 18 años y, a 7 minutos del final, tomó el balón desde afuera del área y soltó un bombazo al ángulo izquierdo de la portería y recuperó la ventaja para las Chivas.
Cardozo logró su primer triunfo oficial como técnico del chiverío.
Sin embargo, el arbitraje de Diego Montaño fue polémico, pues no marcó una mano a favor de los visitantes.
El Rebaño, después del doblete de Sandoval en el primer tiempo, volvió a mostrar flaquezas en la defensa y deficiencias para mantener la posesión del balón, ante un rival que puso algunos jóvenes y extranjeros, y se acomodó mejor en la segunda parte.
Sandoval marcó el 1-0, al 25′, en un polémico penalti marcado por el árbitro por una aparente falta de Rodolfo Vilchis sobre Eduardo López.
Luego, el mismo Gael, al 42′, anotó el segundo con un tiro cruzado a segundo poste.
Para el segundo tiempo, las Chivas sintieron que el duelo estaba resuelto y el paraguayo Carlos Ferreira, al 64′, y Roberto Meraz, al 70′, emparejaron el marcador.
Sin embargo, cuando Cardozo parecía vivir otra noche de incertidumbre, llegó Macías y clavó la joya de gol que salvó la jornada y calmará la semana de cara al partido de la Liga.
Los tapatíos tendrán tres días para trabajar en paz antes de viajar a Toluca para buscar sacudirse las dos derrotas de la Liga, el domingo.

¡Participa con tu opinión!