La alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel anunció ayer el primer pago de dos para la liquidación absoluta de la deuda pública que ascendía a 74 millones de pesos, y adelantó que para el próximo mes de febrero, a más tardar, se cubrirá el monto total y se colocarán como el tercer municipio en el país libre de estos compromisos financieros.

En rueda de prensa, la presidenta municipal acompañada por el secretario de Finanzas, Alfredo Cervantes, presentaron un cheque simbólico de pago realizado a la institución bancaria BBVA Bancomer por la suma de 24 millones 61 mil 331 pesos y queda pendiente el saldo por 50 mdp, contraído con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

Aseveró que el administrar un Municipio implica una enorme responsabilidad, pues del manejo eficiente de los recursos públicos dependen las obras, los servicios y todas las acciones que se realizan en beneficio de los ciudadanos.

Al inicio de la administración, dijo que la deuda pública ascendía a 154 millones de pesos más intereses, gracias al eficiente manejo de los recursos se resuelve este pendiente financiero, lo que permitirá que junto con la capital de Querétaro y San Pedro Garza García, Nuevo león, sea el tercer municipio libre de endeudamiento público.

Tras invitar a la ciudadanía a pagar el impuesto predial, la alcaldesa capitalina señaló que este cumplimiento permite que Aguascalientes sea considerado con mejor calidad de vida del país y uno de los municipios en obtener de la agencia HR Ratings, la calificación AA+ con perspectiva estable, lo que habla del eficiente distribución del presupuesto.

Indicó que el saldo que se tenía el 1° de enero de 2017 era de 154 millones; al 1° de enero de 2018, de 116 millones; al 1° de enero de 2019, 74 millones. Al día de hoy, con el pago realizado a Bancomer queda en ceros para esta institución. Esos dos adeudos provenían de los años 2009 y 2013 (de administraciones pasadas) con una deuda contratada por 210 mdp y 120 mdp, que involucraron a Banobras y BBVA Bancomer, respectivamente.

Finalmente, el tesorero Alfredo Martín Cervantes García señaló que al pagar anticipadamente la totalidad de la deuda, el Municipio obtiene un ahorro aproximado de intereses por 5 millones de pesos al año. Otro beneficio es que queda disponible una cantidad de alrededor de 50 millones, que en lugar de canalizase a pagar deuda, la siguiente administración podrá usar para más obras y servicios a favor de las familias.