Éste ha sido un mal año para los inversionistas que han sobrevivido por sus propias estrategias y no por contar con el impulso del Gobierno Federal, que ha tomado decisiones que han afectado la confianza y la seguridad de quienes generan los empleos y la riqueza del país, consideró Alberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación para el Desarrollo Económico (CIDE).
“En economía no se pueden anteponer colores o siglas, no debería haber geometría política, pues hay países como China en donde gobierna un partido comunista y ha presentado crecimiento por arriba del 6.5% de su Producto Interno Bruto, o bien Alemania que es socialista y que es el motor de crecimiento de la Unión Europea, por ejemplo”.
AÑO INCIERTO. Calificó este 2019 como un mal año porque a nivel central se tomaron decisiones que afectaron la confianza de los inversionistas y para recuperarla, se requiere de tiempo y acciones encaminadas a garantizar que las inversiones nacionales y extranjeras serán respetadas en cuanto a los términos legales.
“También el rubro de la seguridad es un tema que ha mantenido en la incertidumbre a quienes han invertido o han mostrado interés en invertir en el país, y es un rubro que en lo que no hay mucho por presumir”.
DESCALIFICAR A CALIFICADORAS. Aldape Barrios agregó que se ha pretendido invalidar a las calificadoras en cuanto a sus observaciones, que quiérase o no, tienen una gran influencia en el sector de las inversiones, aquí se debe tomar en cuenta que “estamos muy cerca de que nos quiten el grado de inversión y esto hace que los inversionistas tomen demasiadas precauciones o busquen otros países para trabajar”.
No se debe perder de vista, expresó Aldape Barrios, que al final de cuentas los mercados son globales y siempre va a haber un área geográfica que ofrezca lo mismo que México, pero con la certeza de que las inversiones serán respetadas y con mejores condiciones.
EXPECTATIVA. “Se espera que el 2020 haya no sólo la reflexión, sino el compromiso de respetar las inversiones nacionales y extranjeras ya establecidas, pero sobre todo que haya un plan de acción y no que se presenten esquemas que cambien de un día para otro”, insistió.