Mediante el séptimo de los sacramentos se unieron para siempre, Gerardo Mora Blanco y Thalía Beatriz García Buendía.
La Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción enmarcó la ceremonia sacramental donde los contrayentes intercambiaron promesas de amor, respeto y fidelidad; al mismo tiempo que elevaron sus oraciones para pedir al Creador, les conceda ser felices y disfrutar plenamente de un matrimonio exitoso y duradero.
Entre los asistentes a la ceremonia sacramental, destacó la presencia de los señores Édgar García Juárez y Lydia Buendía Badillo, papás de Thalía Beatriz, así como María Angélica Blanco Almazán, mamá de Gerardo; mientras que la señora Carmen Alicia Buendía Badillo fungió como madrina de velación.
Al terminar la ceremonia, los nuevos esposos recibieron a sus seres queridos en el salón Bugambilias, donde se llevó a cabo la recepción y más tarde el brindis en honor a los enamorados.