Los médicos tienen dos opciones para elaborar una receta: con el nombre del medicamento de patente (comercial) y el genérico; o solamente con el genérico (sales activas); no pueden prescribir sólo el medicamento de patente, dejó en claro el titular del ISSEA, Sergio Velásquez García.

Por políticas internas de las farmacias, hay las que sólo curten las medicinas de patente, aunque el cliente pida el genérico, y obligan a la persona a regresar con el médico, para que en tal caso, la receta sólo señale el genérico.

“Es obvio que el margen de ganancia de las farmacias es mayor cuando se trata de productos de patente y es menor con los genéricos, pero corresponde al paciente hacer valer sus derechos”.

Añadió que considerando la gran diferencia que hay en precio entre un medicamento y el otro, es lógico que el paciente se vaya por el genérico, para no arruinar su economía familiar y la farmacia debe respetar la elección del paciente.

Ante las quejas que se han registrado porque en algunas farmacias no quieren surtir el genérico, argumentando que si en la receta se pone primero el de patente es porque el médico no quiere que se surta el genérico, el funcionario informó que se enviará un oficio a las farmacias para normar criterios y no abusen del desconocimiento de la gente.

Por otro lado, hay medicamentos, cuya fórmula no se ha autorizado en genéricos y en tal caso, la persona no tiene otra alternativa. Pero el médico sabe bien cuáles medicamentos se pueden comprar en presentación de genéricos, y su obligación moral es decirles que existe esa opción.

De acuerdo al último reporte de la Cofepris, desde 2011 el Gobierno Federal ha liberado un total de 38 sustancias activas que corresponden a 539 registros nuevos de medicamentos genéricos disponibles en el mercado, que atienden más de 70% de las causas de mortalidad en la población mexicana.

La política de genéricos ha permitido una reducción promedio de 55% en los precios de los medicamentos, lo que representa un ahorro para el consumidor.

Finalmente, el doctor Velásquez recomendó a los pacientes no dejarse sorprender y reportar cualquier irregularidad al ISSEA, al 9 10 79 66 y 9 10 79 00 extensión 7365.