El hallazgo de un cadáver en un terreno baldío ubicado en la parte trasera de un Centro de Atención de una compañía telefónica, en el fraccionamiento J. Gómez Portugal, provocó una intensa movilización policiaca.
Lo anterior debido a que inicialmente se presumió que se trataba de un crimen, aunque posteriormente dicha versión quedó descartada.
Se estableció que la persona fallecida era un alcohólico crónico.
El hallazgo fue realizado poco antes de las 13:00 horas del domingo, en un terreno baldío que se ubica en la avenida Convención Oriente y cruce con avenida Paseo de la Cruz, en el fraccionamiento J. Gómez Portugal, justo en la parte trasera de un Centro de Atención de una conocida empresa de telefonía celular.
Al lugar del hallazgo arribaron las patrullas 0040-B y 0630-B1, además de una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de una persona del sexo masculino.
La persona fallecida fue identificada como Tomás “N”, de 75 años, con domicilio en la calle Argos, en el fraccionamiento J. Gómez Portugal.
Se estableció que esta persona era un alcohólico crónico, y que su muerte fue a consecuencia de una congestión alcohólica.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PME, peritos de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.