Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con cargo a Petróleos Mexicanos, el sindicato de trabajadores petroleros gastó más de 25.6 millones de pesos en la remodelación de un deportivo que lleva el nombre de su dirigente, Carlos Romero Deschamps.

Se trata de supuestas obras realizadas en instalaciones recreativas de la Sección 49 del sindicato, ubicadas en Cadereyta, Nuevo León, y cuya supervisión requirió de 418 mil pesos adicionales.

Los recursos por las obras fueron pagados a la empresa Desarrollo Inmobiliario Habitacional S. A. de C. V., mientras que la revisión de los trabajos fue saldada a la compañía Addendum S. C.

Las facturas de las erogaciones, realizadas durante 2018, fueron publicadas por el sindicato que encabeza el ex senador del PRI.

Los datos aparecen en los reportes de la Cláusula 251 Bis, que fue pactada por el sindicato con el Gobierno de Enrique Peña, apenas unos meses antes de que concluyera su mandato.

REFORMA publicó el domingo que las prebendas de ese acuerdo, que se habían mantenido reservadas, incluyen «ayudas» por más de 29 millones de pesos mensuales para fomentar la «capacitación a trabajadores, organizar y conmemorar aniversarios, celebrar asambleas, y la realización de obras sociales».