Las diecinueve empresas gaseras que operan en Aguascalientes se encuentran sometidas actualmente a un operativo de verificación por parte de la Profeco, la cual ha colocado sellos de suspensión a trece cilindros por venderlos cada uno con hasta dos kilogramos menos de gas LP, informó el delegado Rodrigo Iván Infante de Alba Dávila.
La empresa gasera responsable del incumplimiento, cuyo nombre mantuvo en el anonimato a causa del proceso legal vigente, podría enfrentar una sanción económica que puede oscilar desde los 133 mil pesos hasta los 3.7 millones de pesos, señaló.
El delegado de la Profeco indicó que los procesos de verificación se realizan cuando los camiones de las gaseras se encuentran en ruta de entrega de servicio y hasta la fecha se han revisado a unidades de siete empresas, donde seis de ellas han reportado una actuación dentro de la norma oficial mexicana y las leyes conducentes.
Hasta el momento se ha verificado a empresas como Central de Gas, Gas Noel, Dura gas, Gas Express Nieto, Gas Imperial y Sony Gas, entre las cuales se halla la empresa que estuvo surtiendo tanques con menos del peso comprometido.
En este operativo de verificación se supervisa la actividad comercial, que el camión repartidor tenga los precios a la vista, que tenga el número telefónico de reporte para situaciones de emergencia o para denuncia del consumidor. También se revisan los pesos de los tanques de 15, 25 y 30 kilogramos y litros, cuando se trata de gas estacionario.
El responsable de la Procuraduría Federal del Consumidor en la entidad indicó que todavía faltan varias empresas distribuidoras de gas licuado de petróleo por entrar en proceso de verificación, lo cual continuará en las siguientes semanas hasta concluir todo el proceso. Aunque aclaró que posteriormente se reiniciará el operativo permanente hacia este sector de empresas.
Rodrigo Iván Infante de Alba Dávila indicó que se encuentra prohibido que se venda gas LP en kilogramos o en litros por debajo de la tara permitida. En el caso detectado de la unidad con actividad comercial, se le pusieron sellos de suspensión a trece tanques de 25 kilogramos, al detectar que estaban llenados con uno o dos kilos menos de gas LP.
En este tenor, dijo que la Profeco en Aguascalientes ha reportado a oficinas centrales diversas observaciones, motivo por el cual se desarrollan lineamientos y facultades para medir la tara en vacío, ya que muchas veces se ha encontrado que el peso del tanque vacío reporta ocho kilos, pero en realidad no lo tiene a causa de los residuos o sedimentos del propio gas.
Esto, con el propósito de poder realizar una verificación más justa para las partes involucradas, que redunda en el pesaje efectivo de los tanques vacíos y llenos, puntualizó.