Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El michoacano Marko Cortés ganó la presidencia del PAN pero la renuncia de su paisano y adversario político Felipe Calderón a las filas del blanquiazul opacó la victoria.
Cortés, ligado al ex candidato presidencial Ricardo Anaya, superó a Manuel Gómez Morín, nieto del fundador del partido, en la elección interna panista.
“Participé de buena fe en un proceso interno que terminó siendo parcial, inequitativo y antidemocrático. Este PAN hoy así no le sirve a México”, escribió anoche Gómez Morin en su cuenta de Twitter.
Por la mañana, el ex Presidente Felipe Calderón acudió a votar en favor de Gómez Morin y por la tarde anunció el fin a una militancia de 38 años en las filas de Acción Nacional.
“La camarilla que controla al partido ha abandonado por completo los principios fundamentales, las ideas básicas y las propuestas del PAN, y no le interesa sostenemos, actualizarlos o fortalecerlos”, expuso Calderón en su carta de renuncia.
“La destrucción de la democracia interna se ha hecho a través del uso indebido de los recursos que recibe el partido y el acceso privilegiado e inequitativo a la base de datos de la membresía en beneficio de dicho grupo, además del condicionamiento de apoyos políticos a legisladores, alcaldes y gobernadores electos de Acción Nacional, a quienes se les amenaza con el aislamiento y el abandono si se ponen al servicio de “ese consorcio”, agregó Calderón.