El Templo San Antonio de Padua es el recinto sagrado que enmarcó los esponsales de Gabriela Vianney Morales de Luna y Gabriel Olvera Rodríguez.
Los contrayentes se postraron frente a la imagen del Creador para intercambiar promesas de amor, respeto y fidelidad, aceptándose así, como esposos.
En la ceremonia sacramental, estuvieron presentes los respectivos familiares y amigos de la pareja, destacando la presencia de los señores: Luis Morales Almenara y Gabriela de Luna, papás de la novia; Juan Gabriel Olvera y María de los Ángeles Rodríguez Delgado, papás del novio, quienes además fungieron como padrinos de velación.
Al final de la ceremonia, los nuevos esposos, salieron al encuentro de sus seres queridos, de quienes recibieron felicitaciones y buenos deseos en su vida matrimonial.