Fundan la familia Allende Romero

Ante el Cristo Negro y con la presencia de sus seres queridos, Miriam Araceli Romero Herrera y José Alberto Allende Hernández intercambiaron promesas de amor, convirtiéndose así en marido y mujer.
Los novios fueron entregados en el altar de la Parroquia del Señor del Encino por sus respectivos padres, Mario Romero Hernández y Bertha Verónica Herrera González, y también por Alberto Allende Hernández e Inés Hernández Gámez.
Como esposos, Miriam Araceli y José Alberto recibieron por parte de sus seres queridos una lluvia de aplausos luego de ser presentados como la familia Allende Romero.