Con la existencia de casi un millón de tarjetas de débito en Aguascalientes y unas setecientas mil personas que cuentan con tres o cuatro tarjetas de crédito, el director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, señaló que estas cifras significativas para esta entidad no eximen a las instituciones financieras a profundizar en la bancarización.

“En Aguascalientes existen alrededor de 300 mil personas que aún no cuentan con ningún instrumento bancario y todos ellos se manejan con dinero en efectivo, y precisamente ahí se encuentra el reto de avanzar en la bancarización”, apuntó.

Explicó que la bancarización implica que se ofrezcan más servicios a través de este sistema, es decir que los programas de asistencia como “65 y Más” se den a través de tarjetas electrónicas de los bancos, que los programas de otorgamiento de uniformes escolares se den a través de subsidios bancarizados, y que el pago de todos los servicios públicos puedan hacerse en los bancos.

La bancarización permite que más personas puedan utilizar los servicios bancarios, pero también la banca se ha dedicado a desarrollar productos y servicios como son las aplicaciones en los teléfonos inteligentes, en donde de acuerdo a lo que una persona deposita en su cuenta bancaria y por el saldo promedio le conceden líneas de crédito para comprar un coche, uno de carácter personal o hipotecario.

“Estas facilidades han permitido que vaya incrementándose el uso del crédito bancario, y si a eso se le añade la existencia de programas del Gobierno Federal a través de Nacional Financiera y del Inadem, quienes otorgan la garantía para créditos productivos, permite comprender por qué crece el crédito bancario en el país, aunque falta profundizar en la bancarización”, sostuvo.

Aguascalientes es una de las entidades con un importante avance en materia de otorgamiento de tarjetas de débito y nómina a la población, ya que en ellas se deposita el salario de un millón de personas, y cuando esto sucede se han convertido en clientes de la banca y les comienzan a ofrecer servicios o productos.

“Sin embargo, existen otras 300 mil personas aguascalentenses aún sin estar bancarizados y todos ellos se manejan con dinero en efectivo y precisamente con ellos se encuentra el reto de acercarse”, reiteró.

Finalmente, con respecto a las tarjetas de crédito, dijo que en Aguascalientes se contabilizan más de un millón de plásticos, pero se calcula que unas 700 mil personas son quienes las administran, es decir, muchas personas tienen entre tres y cuatro tarjetas por cada una.