El presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Ortiz, reportó ayer resultados favorables en materia de accidentes durante la Feria sanmarqueña, con un promedio de 74 casos entre casi 700 concesionarios; además, no hubo robos de vehículos, desvalijamientos ni percances que lamentar por pérdidas humanas.
Sin embargo, aclaró que se registró el robo de un taxi en la ciudad de Guadalajara, luego de que se trasladó allá para tramitar una visa de migración hacia los Estados Unidos, pero con excepción de ese caso que sucedió fuera de la entidad, Aguascalientes es un lugar seguro desde la operación de las casetas militares en los límites territoriales, aunque urge la de la salida poniente hacia el municipio de Jalpa, Zacatecas.
En entrevista con El Heraldo, aseveró que la Ley de Movilidad permitió que esta agrupación mantenga el esquema mutualista para ofrecer el servicio de seguro a los concesionarios agremiados en esta organización, con lo cual se espera que la Policía Federal los deje de molestar al quererles exigir el seguro comercial de automóviles.
Aseveró que en este periodo ferial se incrementó la demanda de servicio por más de un 30%, pues hubo trabajo para todos los prestadores de unidades de alquiler, tanto con el esquema tradicional de taxi como de plataformas electrónicas.
Sin embargo, señaló que el gremio taxista deberá seguir mejorando en su presentación y en la atención hacia la ciudadanía para convencerla de que busque este servicio.
Agregó que los diferentes dirigentes de las agrupaciones de taxis trabajan en conjunto para concretar que los concesionarios y los choferes operen con vestimenta apropiada y aseados físicamente, recordándoles que la Ley de Movilidad prohíbe el uso de pantalones cortos.
Finalmente, Refugio Eudave Ortiz consideró positivo que el Gobierno del Estado trabaje en un mayor control incluso ante la SHCP, de los concesionarios, propietarios y choferes que prestan el servicio de unidades de alquiler, a fin de que la ciudadanía tenga la certeza del registro de las personas que los movilizan en sus unidades, sean taxis, Uber o cualquier otra plataforma electrónica.