La Fiscalía General del Estado y la Secretaria de Seguridad Pública Estatal hicieron un respetuoso llamado al Cabildo de Aguascalientes para que asuma su responsabilidad y remueva al titular de Seguridad Pública Municipal y a los elementos que incurrieron en grave falta el sábado pasado.

Sus titulares, Jesús Figueroa Ortega y Porfirio Sánchez Mendoza, respectivamente, a través de un comunicado de prensa coincidieron en señalar que ante los hechos ocurridos, en los que se presentó una situación de emergencia, debe haber consecuencias.

Ello, en alusión a la situación de emergencia causada por error de un policía preventivo que dejó como saldo tres ciudadanos inocentes lesionados, además del pánico causado en la población.

Consideraron que este descuido es una falta grave por parte del uniformado municipal, al no seguir los protocolos que corresponden a un efectivo de cualquier corporación policiaca y que permitió que una mujer tomara un arma de alto calibre de una radiopatrulla.

De igual modo, expusieron que el descuido puso en riesgo la integridad de los ciudadanos, por lo que resulta indispensable que Seguridad Pública Municipal tome medidas que obliguen a la corporación a tener un comportamiento apegado a los protocolos y que con ello se garantice la seguridad y se recupere la confianza de la población, concluye el documento.