CDMX.- Aunque ya hace 29 años que fue encarcelado por presunta evasión fiscal, Laureano Brizuela espera que al fin quede libre de cualquier agravio con la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que desde hace cuatro se involucró en su caso.
El músico sostiene que jamás cometió un delito y sólo fue utilizado por el Gobierno, que actuó de manera ilegal para demostrar que tenía poder ante otros músicos.
“Ya lo dijo la Comisión Interamericana con una sentencia, tienen que corroborarla. Va a estar dictada antes de mediados de octubre. Salí inocente, absuelto y sin delito que perseguir. Le gané al Estado.
“Me vieron como un personaje que se podía utilizar para causar pánico, yo le llamo terrorismo fiscal. A mí primero me aprisionaron, después se inventaron un caso y luego me hicieron pagar como condición para poder pelear desde afuera y eso es un artimaña asquerosa”, expresó Brizuela.
El músico se vio forzado a retomar sus estudios de leyes para defenderse, después de su detención en diciembre de 1989, cuando llegó a la Ciudad de México en un vuelo procedente de Miami, y tras ser liberado cuatro meses y medio después.
Brizuela sostiene que hubo suficientes irregularidades como para demostrar que él jamás fue culpable, aunque le quitaron los mejores años de su carrera.
“Hubo manipuladores sexenales de normas jurídicas. En mi caso se manipularon leyes y normas, se violentaron derechos y garantías mías y me metieron en una espiral de situaciones que no pensé vivir nunca”, dijo el músico.
El cantante quiere volver a retomar su carrera y abandonar el perfil bajo que mantuvo para hacer giras más amplias, por lo que prepara una presentación el 14 de julio en el teatro Parque Interlomas, como parte del Tour Volveré. (Staff/Agencia Reforma)