Elementos de la Policía Estatal, Cibernética y municipales de Asientos, lograron evitar que se concretara una extorsión telefónica en la cual los delincuentes solicitaban el pago de una cantidad de dinero a cambio de no hacerle daño a un estudiante, a quien supuestamente tenían privado de su libertad.
El número de emergencia 911 atendió el reporte en el que solicitaban la intervención de las autoridades, luego de que un padre de familia indicara que había recibido llamadas en las cuales informaban del secuestro de su hijo, un estudiante de 18 años de edad. De esa manera comenzaron los trabajos de investigación, en los cuales personas del plantel educativo de aquella cabecera municipal indicaban que al igual que sus preocupados padres no habían tenido noticias del adolescente. Al conocer lo anterior, policías estatales y municipales comenzaron un operativo de búsqueda y localización, en coordinación con los elementos de la Policía Cibernética. Posteriormente, el estudiante de 18 años de edad fue localizado cerca de las vías del tren en la comunidad de El Tule, a donde arribó por su propio pie, encontrándose en perfectas condiciones.
Al entrevistarse con el joven de nombre Gabriel, explicó a los oficiales que instantes antes recibió una llamada telefónica en la que le ordenaron que se dirigiera a un lugar alejado y apagara el teléfono celular, o de lo contrario le harían daño a sus familiares. Finalmente, el joven se reunió con sus progenitores.