Pondrá el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) candados, para evitar que surjan nuevos centros de rehabilitación con la facilidad que existe hoy en día, y que han desencadenado serios problemas entre las personas enfermas.

Será Regulación Sanitaria quien trabaje de la mano con autoridades municipales, para amarrar los trámites desde la licencia de uso de suelo y el aval de las autoridades médicas.

Octavio Jiménez, titular de esta área, precisó que lo anterior sería con la finalidad de garantizar que los anexos cumplan verdaderamente su función. Detalló actualmente de los 85 registrados en el estado, la mayoría de ellos opera con sobrecupo, además de no contar con instalaciones adecuadas.

En lo que va del año, Regulación Sanitaria ha realizado la clausura de tres anexos por no contar con la infraestructura y equipamiento necesario, así como el atender a mujeres y menores de edad. «Estamos trabajando con el Municipio para que no se les dé el uso de suelo y que no vean con nosotros el permiso, porque agarran bodegas y casas viejas y se meten. Por eso, vamos a trabajar en conjunto, ya que en ocasiones no le invierten y no acondicionan los lugares», sentenció.