El director de Educación Media y Superior del Instituto de Educación de Aguascalientes, Gustavo Martínez Romero, anunció una reducción de casi 52 millones de pesos del Fondo de Aportaciones Múltiples, al llegar únicamente una cifra de 8 millones de pesos para el desarrollo de infraestructura de las universidades públicas.

Reconoció que esta caída de presupuesto 2020 no es comprensible, porque en el 2019 arribaron 60 millones de pesos, y en tiempo y forma se gestionaron los recursos para el presente ejercicio, donde se priorizó el tema de la Universidad Tecnológica Metropolitana para avanzar en la construcción de su sede y aspirar a su consolidación futura.

“Al no llegar los recursos públicos federales se afectará el desarrollo de infraestructura, de acuerdo a cada uno de los proyectos establecidos en las universidades tecnológicas y los institutos tecnológicos públicos”, apuntó el funcionario.

Hasta el momento, el consenso de todos los rectores de las instituciones de educación superior públicas es que esos ocho millones de pesos no se fragmenten ni se dividan, porque al separarlos alcanzaría para muy poco, por esa razón se acordó que se destinen al desarrollo de la Universidad Tecnológica Metropolitana.

Gustavo Martínez Romero comentó que el resto de las universidades tecnológicas públicas e institutos tecnológicos deberán pensar en generar ingresos propios, aplicar ajustes a sus proyectos, para atender los faltantes en algunas asignaturas, sin demeritar la calidad en la educación que ofrecen a sus comunidades estudiantiles.

“Para este ejercicio 2020 se detendrán los planes de desarrollo de infraestructura, por fortuna la mayoría de ellas se encuentran muy avanzadas en sus procesos de consolidación, las cuales se han ido construyendo en entornos agradables para el estudio y los procesos de investigación que suceden dentro de ellas”, concretó.

Finalmente, el director de Educación Media y Superior del IEA detalló que del FAM son beneficiarias las cinco universidades tecnológicas de Aguascalientes, Calvillo, El Llano, del Norte de Aguascalientes y la Metropolitana, así como la Universidad Politécnica, las cuales vienen trabajando unidas desde hace un año.