Hoy en día, alrededor del veinte por ciento de las empresas aguascalentenses de los sectores de comercio y servicio con más de diez empleados y que invierten por encima de tres mil pesos mensuales en consumo de energía eléctrica, han adoptado nuevas estrategias de suministro eléctrico por la vía de los paneles solares, informó el director del CIDE, Alberto Aldape Barrios.

Sin embargo, esa dinámica de sustitución de esquemas tradicionales a nuevas formas de generación eléctrica se encuentra en riesgo por la cancelación de subastas eléctricas en el país, lo que no genera confianza entre los inversionistas en distintos ámbitos.

“El sector eléctrico es considerado como estratégico para México, incluido Aguascalientes con su diversidad de proyectos de generación fotovoltaica, pero todos requieren claridad de cómo se conducirá este ramo en los años venideros”.

Indicó que la cancelación de las subastas eléctricas no envía mensajes de certidumbre en las inversiones y por esa razón se observan cancelaciones en el ramo de la generación fotovoltaica, eólica, es decir, energías limpias y lamentablemente la CFE regresa a utilizar el carbón para generar electricidad, lo que es altamente contaminante.

Aldape Barrios señaló que esta situación ocasiona que México pierda competitividad a causa de que los inversionistas están deteniendo sus proyectos, donde Aguascalientes también sufre este asunto con sus parques fotovoltaicos, ya que todavía no se sabe cuál será la política del Gobierno Federal en el sector energético nacional.

Finalmente, recordó que la entidad buena perspectiva a futuro en materia de generación eléctrica mediante luz solar por el número de días soleados y su clima promedio.