Francisco Martínez corta solitaria oreja de la Plaza México

Por FRANCISCO VARGAS M.

Este domingo en la Plaza México concluyeron los duelos taurinos de “Soñadores de Gloria”, del Primer Nacional de Novilladas, en el cual Francisco Martínez cortó una oreja de gran peso al novillo “Maitecito”, de la ganadería de Barralva, mismo que fue premiado con el arrastre lento.

En tarde fresca y pertinaz lluvia, se lidiaron novillos de la ganadería de Barralva, de buen juego en su conjunto, destacando el segundo, tercero, sexto, aplaudidos en el arrastre, y el quinto de arrastre lento

JOSÉ MARÍA HERMOSILLO

Con el abre plaza “Otonero”, lanceó a la verónica rematando con vistosa revolera; quitando por saltilleras, siendo arropado en el segundo lance sufriendo una fuerte voltereta sin consecuencias. Comenzó su faena por el pitón derecho con pases de mando, alargando el trazo a un novillo que humillaba y tenía recorrido. Por el izquierdo el novillo se quedó más corto por lo que sacó uno en uno naturales. Regresó a la senda derechista donde dibujó dos series con la muleta baja para concluir con pases por alto. Falló con la espada retirándose entre silencio escuchando antes un aviso.

Con su segundo “Padrino”, el joven acalitano destacó en su quite por tafalleras; mientras que con muleta logro pases de calidad por ambos lados sin llegar a romper. Lamentablemente pinchó para ser aplaudido.

FRANCISCO MARTÍNEZ

Su primero fue “Comadroso”, novillo codicioso desde salida que peleó con bravura y fuerza en los caballos, llegando con ese brío en banderillas, cubriendo Martínez el tercio de manera lucida por lo que fue ovacionado. En el centro del ruedo inició con pases cambiados por la espalda continuando con una faena por ambos lados artística ante un novillo que tuvo clase y nobleza; rubricando su labor al segundo viaje para saludar en el tercio.

“Maitecito”, quinto del festejo, Martínez toreó de manera rítmica a la verónica, quitando con solera por gaoneras. Una vez más cubrió el segundo tercio con lucimiento. En su faena de muleta con un novillo que tuvo clase, cuajó series por el izquierdo con naturales que tuvieron pulso y temple. Continuó con esa rotundidad el guanajuatense quien toreó con clase al bravo novillo. Estocada efectiva para cortar una oreja siendo premiado el novillo con el arrastre lento, siendo abroncado el Juez de Plaza por no conceder la segunda oreja que el público solicitó con fuerza.

SEBASTIÁN IBELLES

El tercero de la tarde fue “Licenciao”, con el que estuvo bien con capa, logrando con muleta series de mando, y poder, toreando con suavidad y despaciosidad por pitón derecho en redondo. Errático con el acero para saludar en el tercio.

Con el cierra plaza “Tío”, Ibelles tuvo una esforzada labor con capa y muleta, retirándose en silencio. ([email protected])