El INEGI da marcha atrás a la recontratación de personal vía outsourcing; la empresa Novutek se deslinda, informó a los propios empleados de Informática que despidió el institutito con la promesa de que serían recontratados por la empresa intermediaria, con mejores condiciones laborales, lo que no sucedió.

Por otra parte comenzó la basificación de trabajadores eventuales, con más de 10 años de antigüedad, en las diferentes direcciones generales del instituto, de ahí que por un lado hay felicidad de quienes tendrán su base (ya iniciaron las notificaciones) y por el otro, decepción de los ex empleados de Informática que quedaron sin empleo.

Novutek, que pertenece al ITSON (Instituto Tecnológico de Sonora), convino con el INEGI la recontratación del personal de dicha área, ya les informó oficialmente a los pocos que había aceptado, que ya no tendrán empleo, porque el INEGI no quiso firmar el convenio, y que probablemente más adelante se concrete el proyecto.

Así las cosas, hay caras tristes y alegres; si bien la basificación, dará tranquilidad a muchos trabajadores, en diversas áreas hay preocupación de que se realicen ajustes y se queden sin trabajo.

Otros esperan a que llegue el programa de Retiro Voluntario, para poder dejar la institución, mediante estímulo económico.

El proyecto de contratar personal a través de Novutek, tuvo que posponerse por cuestiones legales que no se previeron, lo que representa un descalabro para los trabajadores; los pocos que fueron recontratados por tres semanas, nuevamente quedaron sin empleo y tienen la esperanza que el INEGI los contrate, una vez que fracasó el proyecto outsourcing.

Trascendió que al parecer el convenio se vino abajo, porque no estaba lo suficientemente sustentado; había lagunas legales y además conflicto de intereses, ya que ex colaboradores de esa empresa (Novutek), laboran en el INEGI.

Además con la denuncia que hizo el periódico El País, donde se habla de la triangulación y desaparición de recursos públicos, involucrando universidades de México, el tema se volvió muy delicado.

La buena noticia, como ya lo señalamos, es la “tradicionalización” de plazas, esto es, personal que trabajaba como eventual (firmando contratos semestrales o anuales) se hará personal tradicional.

Este proceso se realizará en prácticamente todas las direcciones generales del instituto y la mayor parte de ese personal es de Aguascalientes.