Generar empleo es una actividad fundamental para el desarrollo de cualquier sociedad y factor elemental para el combate a la desigualdad, actividades que son de responsabilidad social, señaló Juan Carlos Soledad Pérez.
El presidente de la Unión Social de Empresarios de México (USEM), delegación Aguascalientes, expuso que los principios de este organismo con más de sesenta años de instituido en el país, están basados en la formación en valores.
“Que éstos se cultiven y practiquen entre los hombres de empresas, pero también junto a sus colaboradores como una forma de contribuir, aunque sea un poco, a generar una sociedad más justa, más fraterna y más humana”.
En entrevista, expuso que en el combate a la desigualdad es fundamental que los que menos tienen sean incentivados a lograr más resultados en su desarrollo y mejores ingresos, y no apostar a una distribución de lo poco o mucho que ya se ha generado.
En ese sentido, indicó que particularmente en Aguascalientes USEM ha intentado generar conciencia social dentro del empresariado a través de la organización de cursos, diplomados y conferencias mensuales.
Actividades todas que son marco para el tratamiento de un tema de coyuntura, pero que lleva un valor detrás, con la finalidad de ir haciendo conciencia entre los asistentes y que éstos repliquen en sus entornos inmediatos cada lección aprendida.
Soledad Pérez reconoció que se trata de un trabajo de largo plazo que no es material y que por lo tanto no se puede cuantificar más que por el número de asistentes y ese, afortunadamente, cuenta varios cientos en el transcurso del año.
“Lo que se busca es sembrar la inquietud para que los que más tienen se sientan mayormente comprometidos a hacer buen uso de lo que cuentan, y socialmente responsables con la comunidad en la que viven”, agregó.
La base es saber de la solidaridad, la subsidiaridad, el bien común, temas con los que mucha gente vive, pero hay otros a los que les resultan novedosos y también esperanzadores ante la responsabilidad de que tenemos que ayudarnos nada más por ser personas.
No se trata de un tema religioso, ni de dogmas o imposiciones, sino de ser responsables y agradecidos con lo que se tiene y de esta forma hacer lo mejor para los que viven en nuestro alrededor, sean trabajadores, familiares o amigos.
“En el ámbito laboral, estos temas favorecen la integración de un buen ambiente de trabajo y de respeto al crecimiento profesional, pero también personal”, concluyó.