Sale más caro comprar bienes a través del crédito Fonacot que con préstamos de nómina que ofrecen algunos bancos, señaló el presidente de Coparmex Aguascalientes, Raúl González Alonso.

Puntualizó que no en todos los casos, pero si hay instituciones bancarias que en sus esquemas de crédito de nómina ofrecen tasas de interés más competitivas que el fondo para el consumo de los trabajadores.

Consideró además que si bien es una institución sólida, desafortunadamente el sistema no está eficiente como se requiere por parte de los trabajadores y de los propios patrones; “independientemente de la buena voluntad que pueda tener el delegado estatal”.

Refirió que en ocasiones, el tema de los pagos resulta un tanto complicado en la plataforma digital pues no es suficientemente robusta para soportar las operaciones. Y continuamente se “cae”.

A ese tema operativo se ha sumado que algunos bancos han implementado políticas más favorables que otros, mediante programas que incluso resultan ser más atractivos e interesantes para los trabajadores que el propio Fonacot.

Esa situación ha reducido las cifras de uso del crédito del fondo a partir de que hay mayor oferta crediticia en los bancos, lo cual es lógico dado que antes Fonacot era el único que podía otorgarlos.

González Alonso indicó que con la oferta amplia de la banca y la bancarización que se dio en todo el sector productivo, hay bancos que están penetrando con mayor fuerza, lo mismo que diversas cadenas comerciales y han adoptado ese esquema de fomento al consumo del trabajador.

En ese sentido advirtió que en un año tan incierto como está iniciando este 2019, lo más recomendable es ser muy prudente en la contratación de créditos, pues el que exista un gran abanico de opciones no significa que necesariamente lo tengamos que tomar.

Recordó que a veces es muy sencillo con el dinero de plástico estampar una firma, pero sucede que luego, cuando hay que cubrir los pagos, se complica todo y las familias padecen, por lo que siempre será importante apelar a la conciencia y la educación financiera que permita no meterse en problemas económicos por créditos mal manejados.