Nos encontramos en la etapa de campañas dentro del proceso electoral federal y estamos a tan sólo unas semanas de que inicie formalmente la etapa para el proceso local. Por ello, resulta importante recordar que estaremos entonces eligiendo a nuestros 3 senadores (incluyendo al de primera minoría), a nuestros 3 nuevos diputados federales de mayoría relativa y a los 27 diputados que conformarán en H. Congreso del Estado.

La etapa de campaña se caracteriza no únicamente por su intensidad y duración, sino también por las continuas violaciones a la diversa normatividad por parte de candidatos, partidos e inclusive servidores públicos de todo nivel. Lo anterior, dado que desafortunadamente estos personajes a pesar de buscar un cargo de elección popular, no logran comprender lo hermoso que resulta ser la esencia de la democracia, decidiendo obtener la victoria no por su capacidad y conocimientos, sino con mecanismos de compra de votos o coacción.

Ante ello, nosotros como ciudadanos tenemos el deber y la responsabilidad de cumplir a cabalidad con nuestra obligación como ciudadanos, reportando todas aquellas conductas que pudieran parecer extrañas y creamos que puedan tratarse de un delito o irregularidad de carácter electoral. Esto resulta ser más sencillo de lo que pensábamos, ya que desde hace un par de años la FEPADE (Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales) ha comenzado una exhaustiva labor de promoción de cultura de denuncia a través del propio portal de la FEPADE bajo un formato muy amigable en el siguiente enlace electrónico: https://www.fepadenet.gob.mx/registro.aspx ; de igual manera, la FEPADE ha habilitado el número telefónico 01800 833 72 33, a efecto de que puedan realizarse las denuncias correspondientes por la citada vía.

De igual manera, proporcionan información digerible sobre los delitos en materia electoral, mismos que se definen como aquellas acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible. En el ámbito federal, cualquier persona dígase: funcionarios electorales, funcionarios partidistas, precandidatos, candidatos, servidores públicos, organizadores de campañas y/o ministros de culto religioso pueden cometer alguna o algunas de las conductas contenidas en la Ley General en Materia de Delitos Electorales.

En el ámbito local, nuestra Fiscalía General del Estado deberá contar con mecanismos similares, a efecto de que como ciudadanos podamos acudir e interponer las denuncias de todos aquellos actos que laceren el ambiente electoral. Infinidad de veces he escuchado a jóvenes y no jóvenes quejarse de conductas; sin embargo, pocas veces he observado que estos ciudadanos encausen verdaderamente sus quejas. Es por ello que exhorto a toda la ciudadanía a realizar las denuncias correspondientes y a verdaderamente tomar parte activa de nuestro rol como mexicanos.

 

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com

Twitter: @davidrrr

¡Participa con tu opinión!