La Secretaría de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Aguascalientes celebró a los 375 jardineros y cinco jardineras que todos los días hacen posible que casi cuatro millones de metros cuadrados de áreas verdes en camellones, parques, plazas, triángulos, glorietas y otras áreas se encuentren en buen estado.
En el marco del Día del Jardinero, Rodolfo Téllez Moreno mencionó que estos trabajadores son piezas fundamentales para el mantenimiento de la ciudad capital, quienes demuestran profesionalismo, sensibilidad y amor a la naturaleza, razón por la cual los invitó a redoblar sus esfuerzos para conservar los espacios públicos vivos y con un medio ambiente saludable.
Informó que la jornada de esta comunidad comienza desde hora muy temprana, antes de los primeros rayos del Sol. Los jardineros y jardineras salen a darle vida a estos espacios que después disfrutan los ciudadanos, apreciando las áreas verdes de camellones, o las familias que visitan los parques, en donde juegan los niños y niñas de la ciudad.
La ciudadanía puede admirar áreas emblemáticas como La Alameda, el Jardín del Encino, la Plaza de la Patria, el Jardín de San Marcos, entre otros lugares.
El funcionario relató que cada mañana es un nuevo reto mantener los espacios en un buen estado, limpiar lo que quedó del día anterior y algunos residuos fuera de lugar; regar las plantas, podarlas, cambiarlas por temporada y combatir las plagas de otras que sorpresivamente se enfermaron.
María del Rosario Arellano Rodríguez, “Doña Chayito”, es una de las cinco mujeres jardineras del área de Parques y Jardines del Ayuntamiento, oficio que anteriormente era únicamente desempeñado por varones. Ella cuenta que desde hace cuatro años trabaja en el Parque Vía del Fraccionamiento Santa Anita. A su llegada, a diferencia de lo que pudo haber pensado, obtuvo el apoyo y confianza de sus compañeros de trabajo.
A sus 50 años, hoy es jefa de familia, madre de tres hijas y un hijo, y se dice satisfecha de su oficio, que permite que Aguascalientes sea una ciudad reconocida por sus hermosas áreas verdes.
Ramón Aguilar Velázquez es un trabajador de Parques y Jardines desde hace 28 años, es el elemento de mayor antigüedad; se siente orgulloso de pertenecer al equipo que realizó el trazado y vestido de camellones del primer y segundo anillo (Av. Aguascalientes y Av. Convención de 1914), “en aquellos años —señala— cuando apenas se estaban construyendo”.
Padre de ocho hijos, todos los días se levanta antes de que salga el Sol y se alista para llegar a la “base” con la firme misión de organizar a su equipo de “mosqueo”, (quienes realizan el podado de los camellones y áreas verdes del municipio) buscando el embellecimiento de estos lugares.