En caminos paralelos van dos actitudes propias del ser humano, como es el matrimonio y el divorcio, tanto que en citas bíblicas se menciona la Ley de Moisés que permitía la separación y, por otro lado, la enseñanza de Jesús, al recordar que la unión entre el hombre y la mujer es inalterable, lo que no obsta para que hasta la fecha continúe la secesión matrimonial.

Aguascalientes, al que se considera un estado tradicionalista, no escapa de llevar esa fisura en su vida diaria, como lo demuestra el aumento de divorcios en el primer semestre del año, al registrarse 1 mil 426, contra 1 mil 311 en el mismo período de 2017, lo que significa un 8.77% más.

Parece un alza mínima, pero el hecho que continúe creciendo y que en sólo seis meses se hayan disuelto más de 1 mil 400 sociedades conyugales es una llamada de atención, ya que con ello no se cierra una página más de sus vidas, sino que dejan una estela de problemas que pueden ser más agudos cuando los hijos deben enfrentar la ausencia de uno de los progenitores y que incluso tenga que recurrirse a un juicio para recibir la pensión alimenticia que por ley deben haber.

Es sumamente difícil orientar el destino de los demás, porque bien dicen que cada cabeza es un mundo y es muy libre de resolver lo que mejor convenga a sus intereses, pero si pusieran en una balanza los asuntos propios y el futuro de sus descendientes tal vez esto último ayudaría a que buscaran un punto de coincidencia que permitiera seguir juntos.

Las razones más comunes que llevan a la disociación es por razones económicas, intolerancia, infidelidad, la agresividad de uno de ellos o de ambos, desenfrenos (alcoholismo y drogadicción) e inmadurez, entre otros factores, lo que se resume en la falta de análisis y aceptación de las crisis normales de la pareja y el no encontrar cómo manejar la situación, inclusive no saber perdonar, por lo que de las recriminaciones se pasa a la ofuscación y termina en lo que nunca debería ocurrir.

Aunque hay películas que dan pautas para el divorcio, con una trama que ayuda para que el cinéfilo acepte como una necesidad que se lleve a cabo, y que en la vida real artistas de renombre coleccionen rupturas maritales, lo cierto es que son ejemplos que no contribuyen a un cambio o para ser mejores. Son espacios y razones totalmente distintas, por lo que no puede haber punto de comparación entre ese ambiente y el que vive el día a día el ciudadano común.

Dentro de la secuela que genera esa situación hay algo positivo y es el reconocimiento de hijos, con un crecimiento de 12%, al pasar de 386 a 432, lo que se ha logrado por una parte a que los padres aceptan por sí mismos esa obligación, pero también a las demandas que se presentan y que llevan a que el juez ordene la prueba de ADN, con lo que se comprueba plenamente la paternidad, lo que en sí es un avance muy importante, puesto que en tiempos idos bastaba con que el hombre rechazara ser el padre para deslindarse cómodamente de toda responsabilidad.

Está claro que más que las pláticas prematrimoniales a las que por obligación deben asistir los futuros contrayentes, que son las mismas a la que asistieron sus padres y abuelos, es necesario instrumentar otras formas de acercamiento con los jóvenes, hablarles en su lenguaje y entender la época en que viven, sólo así podrán reducirse las rupturas.

NI TAN PROFESIONAL

“El trabajo que se realizó en este sentido, fue serio, profesional, detallado y maneja además, los factores de subrepresentación y sobrerrepresentación, así como cociente electoral, resto mayor y demás, para llegar a una sentencia que tiene sustento y es válida”.

Con la jactancia propia de quien no admite una equivocación, el presidente del Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes (ITEEA), Héctor Salvador Hernández Gallegos, señaló que había la suficiente confianza del pleno que la sentencia relativa a diputaciones plurinominales, impugnadas por diversos actores políticos, “quedará firme tras el análisis que se haga al seno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación” (El Heraldo, 18/VIII/18).

La respuesta la tuvo la noche del domingo pasado en voz del magistrado Emilio Sánchez Cordero, de la Sala Monterrey del TEPJF, al revocar el acuerdo por considerar que el TEEA alteró indebidamente la conformación de las listas de candidatos a diputados de representación proporcional (plurinominales) y aplicó equívocamente los criterios de paridad de género.

En estas condiciones, hizo un nuevo reparto que fue casi igual al que en un principio llevó a cabo el Instituto Estatal Electoral (IEE) y modificado por el Tribunal local, por lo que a gran parte de los impugnantes les devolvió la diputación y a otros les ratificó la negativa, como fueron los casos, dentro de estos últimos, del presidente estatal del PAN, Paulo Martínez y del también dirigente del PT, Héctor Quiroz García, que aún tienen la posibilidad de recurrir a la Sala Superior del Tribunal Federal, instancia que al ser la última, daría por cerrado este caso y lo que resuelva será como quedaría integrada la LXIV Legislatura del Estado, que entrará en funciones el próximo sábado.

Con lo dictado por la Sala Monterrey, las nueve diputaciones “plurinominales” quedan como sigue: Margarita Gallegos Soto, Elsa Amabel Landín Olivares, Elsa Lucía Armendáriz Silva y Juan Manuel Gómez Morales (PRI); Natzielly Teresita Rodríguez Calzada, María Irma Guillén Bermúdez y Cuauhtémoc Cardona Campos (Morena); Mario Armando Valdez Herrera (Nueva Alianza), y Sergio Augusto López Ramírez (PVEM).

De esta manera el nuevo parlamento se integrará con 14 mujeres y 13 hombres.

Atrás queda la vanagloria de Hernández Gallegos, que el 13 de agosto ofreció una conferencia de prensa en la que defendió los cambios que el Tribunal local hizo al acuerdo del IEE. Precisó que “es importante contar con instituciones imparciales y sólidas y que sepan que nosotros estamos para garantizar la aplicación correcta de la ley. Creo que es un elemento importante, no ceder a presiones políticas, que no las tuvimos, y no decantarnos por cuestiones de ese tipo. Sería grave si tuviéramos instituciones que obedecen a amigos o a intereses de grupo, eso no le viene bien a nadie. Finalmente todo se resuelve en instancias superiores y allá acaban diciendo quién tenía la razón y punto”.

Posteriormente, en aras de curarse en salud, el presidente del Tribunal afirmó el 18 de agosto que las sentencias emitidas están apegadas a la ley, sin embargo sujetas “a la interpretación de las autoridades jurisdiccionales en sus diversas instancias podrían arrojar modificaciones ya que no hay verdades absolutas”.

Como ahora se comprueba, es frágil el dicho de que el TEEA está “para garantizar la aplicación correcta de la ley”, porque tratándose de cuestiones jurídicas y mientras exista un organismo superior siempre habrá la posibilidad de que corrija la plana.

ARCAICOS MÉTODOS

Las actuales prácticas de la policía municipal para trasladar a los apresados son peores que en el siglo pasado, al llevarlos sobre la batea de la camioneta-patrulla y con esposas que van enganchadas a uno de los tubulares. Antes se hacía en los automóviles-patrulla y más atrás en las llamadas “vitrinas” o “julias”, pero con la modernidad los derechos de los detenidos se fueron al caño, ya que, sin importar las inclemencias del tiempo, los trasladan a cielo abierto y sin que se tenga la certeza aún si son o no culpables del delito que se les adjudica son exhibidos públicamente, además, en caso de no haber elementos de prueba se les deja en libertad y que regresen a su destino como puedan. Por la forma en que actúan los uniformados se observa que la capacitación es de oropel y para cubrir las formas, de vez en cuando aparece una fotografía o un video en el que está un grupo que toma apuntes, que es parte de la ciencia ficción.