Santiago Muñoz Romo, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac), informó que tras sostener reuniones con la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA, se llegaron a acuerdos para modificar los lineamientos mínimos requeridos para establecer las áreas de fumadores en los establecimientos del gremio.

Comentó que cada vez un mayor número de establecimientos incorporan un área especial para fumadores. Entre los afiliados a este organismo empresarial, el 40% se consideran restaurantes premium, los cuales en su totalidad cuentan ya con este tipo de zonas, y hay restaurantes de menor categoría que tienen entre sus planes expandir su negocio y contemplan crear un área para fumadores.

Muñoz Romo sostuvo que la ley es muy estricta en este sentido, pues establece que son áreas que no deben tener techo, deben ser lugares 100% abiertos, lo cual resulta poco práctico porque al mediodía y en tiempo de calor o lluvias, serían poco cómodas para los comensales, por lo que sería un espacio que prácticamente no se usaría por un periodo de tres meses; sin embargo, los acuerdo alcanzados con Regulación Sanitaria permiten que más empresarios realicen las adecuaciones necesarias.

Detalló que entre los requisitos mínimos que ahora se les piden está el que las áreas de fumadores estén totalmente aisladas de los espacios libres de humo de tabaco, para poder evitar cualquier problema de gente a la que no le agrada el cigarro, además, que estén equipadas con ventiladores, sistemas de extracción, ceniceros en los accesos al restaurante y la señalética que identifique este tipo de áreas.

Finalmente, el presidente estatal de la Canirac destacó que los costos para llevar a cabo estas adecuaciones dependen de la arquitectura del lugar, y si bien es una inversión económica que altera las finanzas de las empresas, también trae beneficios, “la gente ahorita en tiempo de calor aprovecha para usar estas áreas”.