El abogado fiscalista José Antonio Guerra Caparrós, informó que en la reforma hacendaria para el ejercicio 2020 no aumentan los impuestos, pero sí la manera en que se controlan y se recaudan, razón por la cual la autoridad aplicará mayores controles y elementos para presionar a los contribuyentes si consideran que no están en lo correcto.

Agregó que el Servicio de Administración Tributaria de la SHCP estará revisando que las operaciones que realizan los contribuyentes realmente hayan existido y por otra parte que cuenten con un nuevo indicador de la razón de negocios.

El ex funcionario de la Prodecon explicó que la autoridad fiscal no se limitará a atender la verificación de la existencia de los actos de los contribuyentes, quienes hacen las deducciones correspondientes y disminuyen el pago de sus impuestos a través de los gastos que realizan. Agregó que ahora, con base en el artículo 5-A del Código Fiscal de la Federación, también se supervisará la razón de negocios que tienen los contribuyentes para hacer las operaciones.

Esto significa que se asegurarán que aquello que gastó la persona física o la persona moral realmente sirva para los fines de su empresa y que haya un beneficio económico razonable, ya sea mediante la generación de ingresos, la reducción de costos, el aumento del valor de los bienes o su posicionamiento en el mercado.