La Fiscalía General del Estado no tiene ninguna gestión pendiente respecto de la extradición de una mujer colombiana que hace meses se vio involucrada en un caso de presunta compra-venta de un infante en esta ciudad.

Así lo aseguró su titular, Jesús Figueroa Ortega, quien de esta manera desmintió lo que en su momento declaró públicamente su antecesor, René Urrutia de la Vega, en el sentido de que con una orden de aprehensión girada en contra de la extranjera, sería obligada a regresar a rendir cuentas, a instancias de la Fiscalía.

En entrevista, el titular de la FGE comentó el reciente caso de una bebé desaparecida que días después fue depositada ante la autoridad por la propia mujer que la había sustraído, en un confuso caso que involucró a la madre de la criatura, todas foráneas, y que decidieron verse en esta ciudad para tratar algún asunto relativo a la menor.

En ese sentido, reconoció que se trata nuevamente de un caso en que escogen a Aguascalientes para un asunto relacionado con un bebé recién nacido, por lo que sería conveniente un análisis de la autoridad competente para poder determinar ese tipo de coincidencias o de estrategias, en su caso.

Dejó en claro que la Fiscalía General se mantiene atenta a la comisión de hechos delictivos para su esclarecimiento, y el caso de que elijan nuestro estado para reunirse no es tal, aunque sí merece un análisis por la temática que pudiera desencadenar una conducta antisocial.

Desestimó además toda posibilidad de que se hayan realizado en la entidad otras “transacciones” o acuerdos que pudieran considerarse “exitosos” respecto de infantes y madres que vienen de lejos.

Al respecto, dijo que ya se hizo una búsqueda en los juzgados familiares del estado a fin de poder determinar más casos en ese sentido, sin embargo, no se encontró algún dato al respecto, al menos bajo mecánicas similares, de tal manera que todo indica que no hay nada en ese sentido.