El Gobierno de la ciudad no revocará el compromiso contraído al suscribir la Carta de la Tierra, señaló la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel, al recalcar que su administración está a favor de la vida, de la familia y del medio ambiente.
Esto, a pesar del planteamiento expreso que al respecto hizo la representación estatal del Frente Nacional por la Familia con quienes la alcaldesa refirió haber hablado para comentarles las razones por las cuales signar el documento.
En entrevista, recalcó que en su gobierno no solamente hay interés por el medio ambiente, la vida y la familia, sino también hay principios y valores y con base en ellos es que se dará continuidad a los proyectos y programas que vayan en ese sentido, en todo el municipio.
Consideró que la postura del Frente Nacional por la Familia es una interpretación de la Carta de la Tierra, sin embargo, su gobierno tiene bien preciso qué es lo que dice ésta y sin duda es una postura por la vida.
En ese sentido, detalló que el documento suscrito por su administración está a favor de la biodiversidad y de las distintas formas de vida como son la flora y la fauna, los seres humanos y todos los seres vivos.
De tal manera, dijo, que el Gobierno de la ciudad continuará trabajando y plasmando en sus programas la postura en pro de la vida y ese tema es el que más interesa a los del Frente Nacional por la Familia.
Reiteró al respecto el mensaje que, según dijo, plasmó en una carta enviada a dicha asociación en el sentido de que hay convicción a favor en el tema de la vida, lo mismo que en todo cuanto atañe a la familia y su cuidado.
En ese contexto, Jiménez Esquivel indicó que en torno a la Carta de la Tierra están los medioambientalistas, cuya posición se respeta a cabalidad; y para quienes han manifestado que el tema de Bosque de Cobos que ha generado tanta inquietud en las últimas semanas, no debe generar zozobra.
Dijo que ya lo recorrió y observó qué es lo que hay, por lo que no se maltratará el recurso natural en reserva sino que, por el contrario, se trabajará para su resguardo, por lo que no se dará ningún permiso de construcción si hay alguna afectación a la naturaleza.