El director del Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad del Estado, Gabino Arturo Barros Ávila, invitó a los ciudadanos con terrenos propios, a acogerse al programa de financiamiento para la construcción de 250 casas ecológicas y un diseño innovador en viviendas de interés social.

Esta vivienda compacta accederá a recursos por 17 millones de pesos, gracias al apoyo federal de la Conavi, y este esquema podría duplicarse a 500 viviendas para el año próximo, informó.

La persona interesada puede acceder a créditos que van combinados por varias instituciones como el Gobierno del Estado y el Infonavit, aunque previamente debe tener un ahorro por la cantidad de 10 mil pesos, luego entra un componente de Conavi por casi 66 mil pesos y una contraparte similar por el Estado y los municipios, por lo que la cantidad global ascendería a los 146 mil pesos.

El funcionario detalló que este programa cuenta con 250 créditos iniciales, y las personas que pueden acceder a ellos deben ganar menos de 2.6 salarios mínimos, y además no deben tener prestaciones económicas en el seguro social, en el Infonavit o en el Fovissste.

Las personas interesadas deben contar con terreno propio de cuando menos 75 metros cuadrados, y puede estar en una zona urbana o rural. De acuerdo a las reglas de operación, estas casas cuentan con dos habitaciones, sala comedor, cocina y un baño, es decir, son unidades con 50 a 52 metros cuadrados construidos, apuntó.

Por otro lado, informó que se trabaja en otros proyectos para disminuir el hacinamiento en las viviendas, mediante la construcción de cuartos adicionales, donde las reglas de operación establecen que el beneficiario debe hacer una aportación de 4 mil pesos.

Para este programa se han conseguido más recursos y se ha ampliado la meta de 9 a 15 millones de pesos, lo que permitirá construir 450 cuartos adicionales con los primeros dineros, pero con la ampliación sumarán otras 150 habitaciones adicionales.

Finalmente, para la recuperación de vivienda abandonada, el funcionario señaló que el Instituto de la Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad no tiene recursos para comprar esas casas o terrenos, pero se implementa un proyecto dentro del primer cuadro de la ciudad para el 2018, a fin de generar recursos para poder atender este problema.