Los chiquitines pertenecientes al Salón Blanco del Kinder Cedros, compartieron cálido festejo de graduación.
El patio principal del colegio enmarcó la ceremonia de clausura donde los chiquitines, ataviados con su toga y birrete, recibieron los certificados y diplomas de aprovechamiento, así como distinciones para los más destacados.
Días después, participaron en la fiesta de graduación que tuvo lugar en el salón Arenal, donde compartieron divertidos momentos, en compañía de sus respectivas familias.
Durante el festejo, hubo brincolines, la granja didáctica, así como un gran número de actividades que se realizaron al aire libre; y para los comensales, se ofreció una deliciosa comida tipo buffet, acompañada de botanas, aguas frescas, chaskas y una gran variedad de postres.

¡Participa con tu opinión!