El secretario general de la Sección Uno del SNTE, Ramón García Alvizo, manifestó ayer su respaldo absoluto a los 700 trabajadores de las escuelas normales que ayer entraron en un paro de labores ante la exigencia de la remoción del jefe de Departamento de Normales, Antonio Pérez López, y de la directora del CRENA, Emma Martínez Martínez.

“Desde el jueves pasado se ha estado dialogando con el director del IEA, lamentablemente la situación se ha ido complicando. El viernes hubo una manifestación de trabajadores que no están frente a grupo, pero ayer lunes se procedió al paro laboral general. Se pide se revisen los argumentos y las evidencias para que se emita una respuesta contundente”, señaló el dirigente sindical.

Finalmente, señaló que la Sección Uno del SNTE seguirá dialogando con la autoridad educativa para llegar a acuerdos y dar respuestas a las inconformidades; “la organización sindical atenderá cada una de las problemáticas y los planteamientos cuando se violenten los derechos de los trabajadores de la educación”.