El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, rechazó que la carpeta de investigación que se integra respecto del homicidio de un estilista en el municipio de Jesús María, pueda tratarse como un feminicidio y mucho menos como un transfeminicidio.
Puntualizó que la ley penal es muy estricta y plantear una situación sin contar con todos los elementos que impriman firmeza para la acreditación de un tipo penal, conlleva el riesgo de que una autoridad judicial la refute.
En conferencia de prensa, explicó que el Código Penal establece el tipo penal de homicidio como “la privación de la vida en un ser humano; el de feminicidio consiste en que esa muerte se haya causado a una mujer con ciertas circunstancias, en tanto que la figura del transfeminicidio no existe en nuestra legislación estatal”.
En ese sentido, dijo tener conocimiento de la petición pública de al menos una organización, para que el caso en particular se manejara como feminicidio, considerando la transexualidad de la estilista.
No obstante, consideró que no es lo conveniente ya que procurar justicia implica la obediencia estricta de la ley y, en materia penal, la norma es puntual y planteamientos de analogías o interpretaciones podrían echar abajo las posibilidades de sanción a quien resulte responsable.
Dejó en claro, que la investigación está en curso y se llevará con rigor en atención a la gravedad que implica privar de la vida a un ser humano, por el medio que sea, ya que esa es la definición legal del homicidio y bajo ese principio se buscará su esclarecimiento.
Figueroa Ortega reiteró en el cuidado que debe tenerse al momento de hacer peticiones que parecieran justas pero que, sin sustento jurídico, pueden resultar contrarias al interés público de resolver un delito.

¡Participa con tu opinión!