El trovador y cantautor aguascalentense Armando Palomas, se presentó en el escenario del Foro Posada, ante un público que desde muy temprana hora se reunió para escuchar sus más populares canciones.
Para quienes conocen su particular estilo, no fue extraña la irreverencia de sus expresiones. “Una cuarta más debajo del ombligo”, “Serenata pacheca”, “La canción de la madrugada” y una de sus más emblemáticas melodías y mayormente solicitadas “Hasta el fondo del zaguán”, fueron las canciones que interpretó con guitarra en mano.
En entrevista previa, el cantante despejó toda duda sobre su canción “Los Versos de la Catrina”, la cual forma parte de un proyecto personal, pero que al llegar a manos de organizadores del festejo, se convirtió en el tema oficial del Festival de Calaveras.
“Esta canción forma parte de un proyecto personal como todos los que he hecho, pero cae en manos de ‘Roco’ y él tiene de amigo a Alan Tamayo y él la escucha y les gusta y me dicen a mí que si ésa puede ser la canción oficial y yo les dije mientras no haya ningún pago, todo está bien, porque si hubiera un pago me sentiría comprometido y comprado.”
El trovador con 26 años de trayectoria y 26 discos grabados, asegura que la franqueza con la que habla en sus temas es algo que pudiera incomodar a la clase política, sin embargo, es un aspecto que no le preocupa ya que el compromiso es consigo mismo y en lo que cree.
Con su propio estilo, siendo fiel a sus principios y a pesar de estar un tanto enfermo, Armando Palomas se entregó en el escenario, a su público y a sus raíces.