La Fiscalía General del Estado o el propio Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento Territorial (IVSOT) podrían recurrir la sentencia absolutoria dictada por el Supremo Tribunal de Justicia del Estado en el caso del ex gobernador panista de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat.

Esa sería otra fase del procedimiento penal que, como el de cualquier otro ciudadano, ofrece la ley, señaló el presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez.

En entrevista, explicó que la valoración de un asunto tiene varias instancias previstas en la ley y no siempre los resultados son iguales, aunque sí en la mayoría; por lo que una sentencia condenatoria emitida por un juez y revocada por un cuerpo colegiado de magistrados, en segunda instancia, no debe sorprender.

Incluso, dijo, si la Fiscalía General del Estado lo considerara conveniente como ente procurador de justicia o bien la víctima del caso que sería el IVSOT hiciera lo propio, cualquiera de los dos llevaría el caso en amparo ante la justicia federal y ahí se abrirían de nuevo las posibilidades que brinda la ley: que se ratifique la sentencia, que se modifique o incluso que se revoque.

Las diversas fases constituyen el escenario jurídicamente normal para casi cualquier asunto en litigio porque es parte del mismo proceso en el cual después de una sentencia viene una apelación y después el amparo.

En ese contexto, el magistrado presidente del STJ informó que el ex mandatario estatal tiene pendiente aún una sentencia próxima a emitirse, en un expediente, así como el resolutivo de un amparo interpuesto ante una sentencia recibida antes.

Ésta tiene que ver con el tema del tomógrafo por el que se le dictó sentencia de 6 años y 9 meses de prisión y seguramente también en un corto plazo será resuelto dicho asunto en el Poder Judicial de la Federación, agregó.

Ponce Sánchez puntualizó además que en la revocación de sentencia dictada a favor de Reynoso Fermat la semana pasada al seno de la Sala Penal del STJ, el magistrado Fernando González de Luna se excusó, por lo que el resolutivo en apelación fue emitido por los magistrados Gabriela Espinosa Castorena, Edna Edith Lladó Lárraga y Juan Rojas García.