En lo que va del año, la Fiscalía General del Estado ha “reventado” más de ciento veinte “narcotienditas” en la entidad, con intervención directa de agentes ministeriales mediante el cumplimiento de órdenes de cateo en domicilios, previamente identificados como sedes de actividad ilícita.
Así lo informó el fiscal Jesús Figueroa Ortega, al asegurar que en los últimos cuatro meses del año, se han realizado más cateos que todo el año anterior, ya que se ha ponderado esta intervención, respaldada por la autoridad jurisdiccional local, como una actividad efectiva para frenar la venta de narcóticos al menudeo en Aguascalientes.
En ese sentido, dejó en claro que no es competencia de la Fiscalía a su cago emprender un combate a supuestos cárteles que informalmente se dice que operan en la entidad; para eso hay políticas y autoridades como la Procuraduría General de la República.
Aquí, “lo que concretamente está atendiendo la FGE son los reportes de personas y domicilios, identificados como sitios de actividad ilícita”, y hacia ellos se está dirigiendo la labor de inteligencia para confirmar hechos y combatir acciones que dañan a la sociedad.
En conferencia de prensa, Figueroa Ortega indicó que seguirá apoyándose en el Poder Judicial del Estado para presentar elementos que permitan la liberación de más revisiones domiciliarias oficiales a fin de sumar más resultados en la detección y aseguramiento de narcóticos en venta, como de productos de dudosa procedencia.
En ese sentido, dijo que en materia de narcomenudeo, la mercancía más presente en el mercado es la conocida como “cristal”, ya que el 90% de los detenidos por posesión es lo que traen consigo, y en mucha menor proporción marihuana y otras presentaciones de drogas.
Igualmente, en los domicilios cateados se han encontrado un sinnúmero de artículos que no son acreditados como propiedad legítima de los vinculados y por lo que se abren carpetas de investigación para determinar su procedencia que mayoritariamente son a través de asaltos domiciliarios.