En un acto sacramental, enmarcado por la Parroquia de la Divina Providencia, las hermanas Morales Rodríguez, Martha Andrea, Paola y Cristina Guadalupe, se postraron ante Dios como muestra de agradecimiento, con motivo de sus quince años.
Las hermosas quinceañeras, participaron de la sagrada eucaristía, al igual que sus papás y respectivos padrinos.
El gran acontecimiento, fue celebrado con una bonita recepción a la que familiares y amigos acudieron para brindar por las tres hermanas en su décimo quinto aniversario de vida.