Entre los fuegos artificiales, el concierto encabezado por Los Ángeles Azules y los más de 60 mil asistentes, nacionales y extranjeros, según organizadores, que no dejaron de bailar, el Ángel de la Independencia se llenó de color en los festejos de fin de año la noche del domingo y la madrugada del lunes.
La agrupación de Iztapalapa salió a las 22:40 horas para poner el ambiente, pues eran los encargados de tocar durante los últimos minutos del año y los primeros del siguiente, y con temas como “Cómo Te Voy a Olvidar” pusieron a bailar a los presentes.
Los Ángeles querían estar más cerca de la gente, por lo que subieron a 13 personas al escenario, incluidos un chino, un japonés y dos adultas mayores, quienes por su actitud se ganaron el voto del público y fueron los únicos cuatro que se quedaron para bailar más de una canción en el entarimado.
Una de las señoras, quien dijo ser abuelita soltera, fue consentida por Elías Mejía, líder del grupo, quien hizo a los dos hombres bailarle de manera provocativa, pero con su mejor esfuerzo sólo provocaron risas entre las personas.
“¿Con quién se queda? ¿China o Japón?”, le preguntó el músico a la señora, a lo que ella respondió que con China, pero cuando le señalaron al hombre de ese país se dio cuenta de que ella había confundido la nacionalidad de ambos asiáticos y cambió su respuesta.
Su presentación se pausó a las 23:52 horas, cuando un reloj con cuenta regresiva de los últimos segundos del año se proyectó en las pantallas. Al llegar al cero, el cielo se iluminó con colores durante varios minutos.
Pasadas las 00:15 horas, y con “17 Años” como fondo, el público estalló en júbilo para cantar, aplaudir, bailar y volver a comenzar dándose los mejores deseos, incluidas dos policías que resguardaban la zona, quienes durante unos segundos se abrazaron. (Staff/Agencia Reforma)