Fernando Jasso Castellanos y Martha de la Cruz Casillas arribaron al altar de la Parroquia Nuestra Señora de la Soledad (Campestre) con el deseo de contraer santo matrimonio.
La pareja compartió un feliz noviazgo que llegó a buen término, pues ambos tomaron la decisión de abandonar el nido que los vio nacer para fundar su propia familia.
Ahora, Fernando y Martha, ya son marido y mujer ante la sociedad, luego de haber intercambiado promesas de amor, respeto y fidelidad.
La felicidad de sus esponsales, Fernando la compartió con sus papás: Fernando Javier Jasso y Cristina Castellanos, mientras que Martha estuvo acompañada de sus papás: Antonio de la Cruz de Lara y María Casillas Álvarez.
Después de la ceremonia, los nuevos esposos recibieron a sus invitados en el salón L’Giardino, donde se ofreció un brindis en su honor.