El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe es el recinto sagrado que enmarcó la misa sacramental en honor a Fernanda Elizabeth Martín Dávila.
La pequeñita fue llevada a la pila bautismal por sus orgullosos papás: Fernando Martín Parada y Paulina Dávila de Martín, además de contar con la presencia de sus padrinos: Armando Alcántar y Mercedes López.
Después de la ceremonia, la familia Martín Dávila ofreció un banquete en el salón Limas del Gran Hotel Alameda, donde prevaleció agradable convivencia, la cual fue amenizada por la música de mariachi.