El día de hoy por la noche es Noche Buena y mañana Navidad, supongo que están llenos de compromisos en los que deberán verse y sentirse maravillosos, y en donde el estado de ánimo jugará un papel primordial.

Ya por tradición, tomamos de pretexto esta época para volver más blando nuestro corazón, para tomar con más alegría las situaciones de la vida, para tener más paciencia y cariño con los demás, ¡es algo maravilloso! A pesar de los problemas que puedan existir o las carencias que podamos sentir, esta época logra algo mágico en nosotros.

Mencioné que la época la tomamos como pretexto y lo repito, ya que pareciera que necesitamos un pretexto para ser buenos, positivos, cariñosos y tolerantes. Como si el único momento en el que podemos hacerlo es justo con este pretexto para después volver a nuestra impaciente, intolerante y agresiva realidad. Una realidad a la que estamos acostumbrados ya que es la que todos vivimos y a través de la cual podemos pertenecer a esa ya tan viciada sociedad.

El ser humano por naturaleza está llamado al bien, no sé por qué insistimos tanto en ser destructivos, agresivos y mal encarados, si nos cuesta menos trabajo confiar, creer, convivir y compartir. Es increíble cómo “la vibra” de la ciudad cambia en esta época, cómo a todo el mundo le da por saludar a los demás, por tener buenos deseos, por apoyar al prójimo y el resto del año, este pretexto se desvanece.

Imaginen que su corazón tiene incluida una grabadora, en la que podrían guardar para la posteridad cuando ese corazón suyo se rebose y sobresalte con las cosas buenas y bellas de esta época. Tendrían la posibilidad de volver a escuchar esa grabación el resto del año para que pudieran revivir los sentimientos. La época navideña se volvería una época permanente. Hagan que su corazón tenga memoria.

Con todo cariño, les deseo que tengan una muy feliz Navidad, que logren externar al máximo su alegría para que puedan siempre sentirse plenos. Vivan al máximo, sientan al máximo, amen al máximo. Recuerden que entre más damos de corazón, más recibimos. Seamos ese granito de arena que generará el cambio en nuestra sociedad ya tan manchada.

¡Que sean muy felices!

El Poder de tu Imagen.

[email protected]

 

 

¡Participa con tu opinión!