Ante el Cristo Negro del Encino, Felipe de Jesús Bañuelos Gómez y Rosa María Muñiz Noriega, prometieron amarse eternamente, al celebrarse sus esponsales.
La pareja compartió emotivos momentos con sus respectivos familiares y amigos, de manera muy especial, contaron con la presencia de sus padres; por parte de ella: Jesús Antonio Muñiz y Rosario Noriega; por parte de él: Martín Bañuelos y Felícitas Gómez.
Asimismo, destacó la presencia de los padrinos de velación: Rubén y Silvia Ortiz, quienes elevaron sus oraciones para pedir a Dios por la felicidad de los nuevos esposos.
Para festejar la unión sagrada de esta pareja, al finalizar la ceremonia, se ofreció el tradicional brindis en el salón Rinconada El Mezquite, donde Felipe y Rosa fueron felicitados por sus invitados.
Actualmente, los recién casados disfrutan romántica luna de miel en Puerto Vallarta.