En el marco del “Día del Padre”, El Heraldo de Aguascalientes hace un sencillo homenaje a los papás en su día, pues a ellos debemos el cariño y el apoyo incondicional.
Sin duda, es una fecha muy especial que nos brinda la oportunidad de agradecer a nuestro padre por estar ahí, acompañándonos siempre en los momentos dulces y amargos de la vida; por su amor, entrega, cuidado, atención y apoyo… por todo lo que él sacrifica por el bien de sus hijos.
Ojalá que este día sea para las familias un motivo de celebración donde reine el amor y la convivencia, que los hijos lejanos tomen el teléfono para llamar a sus padres, o mejor aún, que tomen algún tipo de transporte para viajar y encontrarse con él, pues sin duda, el poder recibir el abrazo de su hijo (a) será el mejor de los regalos.
Tenemos, no sólo un día, sino trescientos sesenta y cinco días del año para demostrar el cariño a nuestro padre, por eso es necesario que todos los días demostremos a él nuestro profundo amor.
Pero también está el padre ausente, que por alguna razón se encuentra lejos de sus hijos… a él decimos que Dios le conceda algún día volverse a reunir con ellos y poder disfrutar de su cariño plenamente.
Al padre que falleció y que desde el cielo cuida de sus hijos, le decimos: “¡Gracias! por la vida que nos diste y gracias por tu ejemplo, por formar parte de los recuerdos más hermosos y por el legado que dejaste… algún día volveremos a estar juntos, reunidos para gozar de la gloria eterna.
Sea cual sea la situación que vivamos en este Día del Padre, a él debemos honrarlo y agradecerle por el don que recibió de Dios para traernos a este mundo.
¡Felicidades Papá!