… felices por siempre

Promesas de amor, respeto y fidelidad eterna, es lo que se profesaron Mónica Janeth Ávalos Sigala e Iván Navarro Hermosillo, el día en que decidieron unir sus vidas en santo matrimonio.
Fue la Parroquia del Señor San José, el recinto religioso que enmarcó la ceremonia nupcial para la pareja, la cual contó con el acompañamiento de familiares y amigos principalmente, como testigos del amor que mutuamente se tienen.
Luego de participar de la sagrada eucaristía, los nuevos esposos protagonizaron un significativo brindis que tuvo lugar en el Gran Hotel Alameda, donde fueron recibidos con aplausos por parte de sus invitados.
El momento cúspide de la velada, fue el baile que compartieron como marido y mujer, y que dio pie a una noche mágica.